sábado, 11 de mayo de 2013

EL GORGOTÓN DE CIEZA Y LA "DIFUSIVIDAD"

El Gorgotón, situado en  la márgen izquierda del río Segura, aguas abajo de la central eléctrica de Almadenes (Cieza)  es una surgencia de aguas subterráneas del acuífero Sinclinal de Calasparra

¿Dónde quedó el proyecto de "mejora de la regulación del río Segura mediante la utilización de los embalses subterráneos de la vega alta y del sinclinal de Calasparra", en cuyo anteproyecto (años 70) se habían estimado unas reservas de agua de más de 3.000 hm3 "económicamente rentables", 3 veces la capacidad de todos los embalses superficiales de la cuenca del Segura juntos?. Y eso que solo se habían estudiado los acuíferos Cretácicos, pues los Jurásicos que quedan por debajo se dejaban para investigar más adelante (según IGME y extinto IRYDA). Pues supongo que, como tantos otros estudios hidrogeológicos que colisionaban con el trasvase Tajo Segura, olvidado en el sótano de algún ministerio, si es que se llegó a redactar. 

A principios de este siglo y hasta 2007 se retomó esta idea y el denominado sinclinal de Calasparra (en realidad sinforme o sinclinorio) jugó un papel importante en la disponibilidad de agua potable de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla. Una batería de pozos de la Confederación Hidrográfica del Segura, emplazados entre Calasparra y Almadenes, estuvieron aportando al río Segura unas cuantas decenas de hectómetros cúbicos al año para este fin. Bueno.., al río y sobre todo a una rambla salobre, donde se deterioraba la excelente calidad de este agua recién bombeada al mezclarse con los retornos de regadío que iban a parar a ella y luego al río. Más hubiera valido entubar estas aguas hasta las potabilizadoras de Campotejar o Sierra de la Espada. Pero eso, es harina de otro costal.

Por su relativa proximidad, la afección directa de dichos pozos al manantial del Gorgotón y al río Segura aguas abajo de la minicentral eléctrica de Almadenes se ha interpretado, erróneamente a mi juicio, como que esos bombeos vaciaban el acuífero hasta secar estas surgencias de agua.

En cambio, el concepto de Difusividad Hidráulica explica como un acuífero confinado, aún estando lleno, puede perder temporalmente sus nacimientos por la simple reducción de la presión de salida de agua por el bombeo de pozos próximos. El correcto diseño de una red de pozos alejados del Gorgotón o que capten solo el acuífero profundo Jurásico (formación CHORRO) pueden proporcionarnos unos 100 hm3 anuales con los que no contábamos hasta ahora.

Este acuífero, que se extiende entre Calasparra y Cieza, es "confinado" en sus 2/3 partes de sus 320 km2 de extensión (IGME, 1978) y en pocos sitios se entiende mejor como funcionan  estos acuíferos que aquí en el Gorgotón de Cieza, donde se ver salir el agua del interior de la tierra a "borbotones", burbujeando y removiendo con fuerza las arena del lecho. Detengámonos por un momento, apenas minuto y medio, en ver esta maravilla en el siguiente vídeo.



El mismo fenómeno lo podemos ver también en la poza termal de Somogil o en el nacimiento del Segura en Pontones, Jaén. Son los "ojos del Segura". 

Cuentan los mayores que antiguamente se veía salir un "brazo de mar" del fondo del cauce del río Segura en esta zona. No es de extrañar, y así lo apuntaba el IGME en esos estudios citados, que éste no sea el único manantial por donde descarga el acuífero y puede haber otros en el propio cauce, aprovechando el trazado de una falla por la que se ha encajado el río. 

Podemos asimilar el Gorgotón a un pozo surgente por donde sale el agua (pues en realidad es un tubo kárstico subvertical en una zona de falla). Si la tubería de dicho pozo tuviera 1 metro de altura por encima del suelo, el agua, al no rebosar por el equilibrio de presión que aporta ese metro, no saldría del pozo (ver "agua más alta que el suelo" o "el agua en Murcia se sale").Sobre la Difusividad:

La Difusividad Hidráulica resulta de dividir la Trasmisividad (T) del acuífero entre su coeficiente de almacenamiento (S). La T nos habla de lo bien o mal que se mueve (o trasmite) el agua en el interior de la roca y la S de la proporción que hay entre el volumen de agua drenada y de roca al deprimirse un metro el nivel piezométrico ¿Esto que significa? 

En acuíferos confinados calizos como éste S es pequeñísima, del orden de una cien milésima (1/100.000; 10 a la menos 5). En consecuencia, la Difusividad es muy alta y depende poco de la T. Por tanto, los pozos al bombear generan conos de bombeo muy  profundos en el propio pozos y con un Radio de Influencia de gran alcance. Se demuestra que el bombeo conjunto de esos pozos a lo largo de los meses, aún de forma cíclica, producen descensos significativos del nivel del agua en otros pozos alejados varios kilómetros. Ese descenso de nivel se produce por un descenso de la presión del agua que hay en el interior del pozo. 
Efectos de la Difusividad Hidráulica en acuíferos confinados y no confinados.
Tomado de  la circular número 1376 del Servicio Geológico de los EEUU.

En nuestro caso, esa interacción de larga distancia sobre el Gorgotón, que originan varios pozos bombeando a la vez en un acuífero confinado, ocasiona la reducción progresiva de la presión o fuerza de salida del agua. Cuando esta minoración es del orden de 1 metro de altura, el agua no llega a emerger. Pero esto no significa que se haya "desecado el acuífero" o sobreexplotado. Pues el agua está allí, a ras de suelo, solo que no mana al exterior.

Estas fluctuaciones de presión en los propios pozos de bombeo, que no variaciones del llenado del embalse subterráneo, se ven muy bien en los gráficos piezométricos del Sinclinal de Calasparra siguientes. Son como electrocardiogramas con dientes de sierra, con súbitos descensos y ascensos en función de si los pozos están parados o funcionando. En función de esos episodios los conos de bombeo y sus Radios de Influencia progresan y se solapan a más distancia o a menos, y con ellos las variaciones de presión del agua en los pozos y manantiales del entorno.

Típica evolución de un acuífero confinado en pozos que bombean de forma cíclica. Sinclinal de Calasparra. Fuente CHS.

Como conclusión diremos que los embalses subterráneos no funcionan como los superficiales, los primeros son medios porosos que se rigen por leyes distintas a los segundos. Una gráfica descendente de la evolución del agua en un pozo que bombea, no es síntoma de vaciado del  embalse en el que se encuentra. Lo que nos muestra es el descenso de la presión de confinamiento en ese punto concreto a lo largo del tiempo por la suma continua de: las afecciones que produce el propio bombeo y el bombeo de los pozos de alrededor (descensos residuales). Esa suma genera un cono de influencia que progresa con el tiempo disminuyendo la fuerza de salida del agua de fuentes alejadas de ese foco de bombeo, pudiendo llegar a secarlas, pero sin descender significativamente el volumen total del agua embalsada en ese acuífero. 

Por el contrario, esa misma gráfica descenso-tiempo en un embalse superficial si es vaciado del mismo. 

La Difusdividad Hidráulica debe ser tenida en cuenta a la hora de diseñar baterías de  pozos que pueden afectar a fuentes y manantiales. Una nueva red de pozos alejados del Gorgotón o que capten solo el acuífero profundo Jurásico (formación CHORRO) pueden proporcionarnos unos 100 hm3 anuales para beber, regar o para uso industrial con los que no contábamos hasta ahora. Lo mismo podemos hacer en otros muchos acuíferos sin impactar sobre manantiales y sus usos tradicionales. 

1 comentario:

  1. ver en www.igme.es la nota técnica 94 (Sistema Hidrogeológico del Sinclinal de Calasparra) del estudio hidrogeológico Alto Júcar Alto Segura

    ResponderEliminar