viernes, 31 de mayo de 2013

FRACKING MURCIA: JUGANDO A LA RULETA RUSA



El fracking a debate. Artículo publicado por el diario La Verdad de Murcia el domingo 20 de mayo con el  título "jugando a la ruleta rusa" en la sección de opinión, página 31
“Fracking” es como “repelar” el gas y el petróleo que queda en las rocas, bien porque “la molla” ya se extrajo o bien porque nunca se llegó a acumular allí. Para ello hay que romper. Se perforan pozos en forma de “L” y en el tramo horizontal se colocan explosivos para fracturarla. Luego, se inyecta agua a alta presión con arena y aditivos tóxicos. La mezcla penetra por esas fisuras y libera las burbujas de gas. 

Posteriormente, se extrae ese líquido mezclado con el gas y se acumula en balsas para reutilizarlo. Bueno, todo el líquido no, pues apenas se recupera entre el 20 y el 50%, el resto se queda por ahí abajo, entre los 2.000 metros de profundidad y la superficie. Esto significa, según los datos de un reciente informe del Parlamento Europeo, que cada pozo puede perder en el subsuelo no menos de 10 toneladas de aditivos que son claramente tóxicos para la salud humana. 

Por si esto fuera poco, el fluido de inyección no sube solo con el gas, pues puede extraer también pequeñas cantidades de arsénico, mercurio, plomo y elementos radiactivos como el uranio, torio, radio y gas radón (222Rn). 

El proceso descrito se puede repetir varias veces en el mismo sondeo y las explosiones para fracturar, producen terremotos hasta de grado 3 en la escala Richter (los de Lorca de hace dos años fueron de entre 4 y 5). 

A nadie le extrañará que con tanto traqueteo, parte del gas y del líquido que lo acompaña se escapen por fallas hasta adentrarse en los acuíferos que se encuentren a su paso, y desde allí seguir ascendiendo hasta los lechos de los ríos. En EEUU, donde esta técnica lleva décadas utilizándose, la inmensa mayoría de las reclamaciones son por contaminación de pozos y sus jueces ya han condenado a distintas empresas por contaminar con gas metano las aguas subterráneas. En las zonas rurales se han dado casos de salir llamaradas del grifo de la cocina al acercar un mechero e incluso llegar a explotar la propia vivienda. 

Ya en superficie, la depuración del efluente sobrante es muy costosa. Hay que trasladarlo a vertederos muy alejados de las perforaciones y siempre está la tentación de arrojarlo a los cauces. También en EEUU son muchas ya las sanciones por contaminar así ríos, arroyos y humedales. 
Enlace a la página del periódico en pdf. Cortesía del diario La Verdad

Y todos estos riesgos, sin que se sepa todavía si el Fracking es rentable en Europa. La Resolución del Parlamento Europeo del 21 de noviembre pasado, explica exhaustivamente estos y otros peligros del gas esquisto y recomienda mucha prudencia. Países como Francia y Bulgaria, gobiernos regionales como los de Renania del Norte-Wesfalia en Alemania, Friburgo en Suiza, Quebec en Canadá, Nueva Gales del Sur en Australia y cuatro estados de EEUU, tienen en vigor una prohibición o aplican una moratoria sobre el “Fracking”. 

En Murcia bebemos y regamos con agua subterránea, pues el 60 del caudal del río Segura procede de manantiales que se nutren de la lluvia infiltrada en las rocas calizas de las montañas, unos 600 hectómetros cúbicos al año. Además, otros 500 viajan por conductos subterráneos más profundos y se trasfieren a otras cuencas o se pierden en el mar. Pero aún hay más. Esas calizas guardan “un patrimonio oculto” de unos 50.000 hectómetros cúbicos en embalases subterráneos casi “vírgenes”. 

Nuestras aguas subterráneas son nuestro mayor tesoro, aunque todavía no lo sepamos. Nos las esconden en informes “pseudocientíficos” y en “cortinas de humo” como esta del Fracking, o la de los “trasvases imposibles”, o la de las desaladoras que ahora quieren que paguemos entre todos. Deberíamos potenciar con esas aguas la industria hortofrutícola, que es puntera en Europa y que no deja de crecer a pesar de la crisis, y también la industria en general. Rescatemos aquellos informes del Plan Nacional de Investigación de Aguas Subterráneas (PIAS) de los años 70, donde se definieron los cinco acuíferos superpuestos que tenemos en los 2.000 primeros metros de profundidad en casi toda la mitad norte de la cuenca del Segura. 

Este es otro modelo de desarrollo. Está basado en el sol, en nuestra agua, en la excelencia de nuestros productos y en el cuidado del medioambiente, que podemos explorar nosotros, o esperar a que lo hagan nuestros hijos. Pero si contaminamos nuestros embalses subterráneos con vertidos tóxicos, sus aguas serán inservibles. En ese caso, ya no solo estaríamos jugando con nuestro futuro, sería como jugar a la ruleta rusa apuntando a nuestros hijos.

4 comentarios:

  1. Las desaladoras costarán a los pueblos más de 360 millones de € en 25 años. EL MEDITERRÁNEO
    http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/castellon/las-desaladoras-costaran-a-los-pueblos-mas-de-360-millones-de-euro-en-25-anos_816931.html

    ResponderEliminar
  2. Este artículo en el blog de Miguel Angel Ruiz "los pies en la tierra" de la Verdad de Murcia. Gracias Miguel Angel por darme voz.
    http://lospiesenlatierra.laverdad.es/blog/2698-fracking-por-que-si-y-por-que-no

    ResponderEliminar
  3. No quiero k vengan a destruir mas lo poco k keda de este planeta,ni k juegen con la salud de la s personas y se esta jugando el futuro de de muchas vidas,espero k la gente empueze abrir los ojos y dezpertar,hay k unirse para k esto no continue.

    ResponderEliminar
  4. mas sobre la carta de los cerveceros: http://www.bild.de/geld/wirtschaft/brauereien/brandbrief-an-die-bundesregierung-reinheitsgebot-in-gefahr-30506256.bild.html

    ResponderEliminar