jueves, 6 de marzo de 2014

UN BAÑO DE RÍO EN INVIERNO

El "Gorgotón" el  domingo 23 de Febrero. Margen izquierda del río Segura al final del Cañón de Almadenes, Cieza.
Era la segunda vez que me acercaba a este insólito paraje del río Segura, El Gorgotón, y esta vez no me iba a quedar con las ganas de darme un baño en sus aguas color turquesa, aunque fuera un 23 de febrero. Quería comprobar por mi mismo lo que dicen: que manan templadas y que no se notan frías en ninguna época del año; y es cierto. Estarán sobre los 24-26 grados centígrados y podemos decir que son termales, pues tienen una temperatura que supera a las del río Segura, con las que enseguida se mezclan, en al menos 4 grados. Temperatura que es similar a las de la poza de Somogil en Moratalla.
Las arenas del fondo burbujean por la fuerza ascendente del agua subterránea que emerge a borbotones. La superficie parece la de una cazuela con el agua a punto de hervir y en la parte más profunda de la poza, se siente un masaje tonificante en los pies y en las piernas.




Un auténtico LIHG, lugar de interés hidrogeológico, esperando ser catalogado así por la autoridad competente. Pues es un magnífico ejemplo del funcionamiento de los acuíferos confinados y donde podemos ver como las aguas subterráneas, no sólo responden a la ley de la gravedad, sino también a la de los vasos comunicantes.

En efecto, las presiones a las que están sometidas estas aguas en el interior de la tierra por el peso que ejercen sobre ellas las que se encuentran dentro de las montañas, que están a mayor cota topográfica, las empujan y hacen salir a través de fallas.


Las montañas funcionan como depósitos de agua elevados y las fallas del fondo del valle, como ésta del final del "Cañon del Almadenes", como grifos permanentemente abiertos que alimenta al río Segura, trasportando hasta la superficie el calor geotérmico captado en su viaje por el interior del acuífero.




Cañón de Almadenes en esta zona. Vista desde la margen derecha del río Segura mirando aguas arriba, hacia Calasparra.


Me cuentan, que en los veranos secos de hace ya muchos años, cuando todavía no estaba construido el embalse del Cenajo, el río Segura bajaba por aquí con apenas un hilo de agua y entonces se veían en su cauce más "gorgotones" como éste. 

Vista del río Segura desde su margen derecha, aguas abajo de la central eléctrica de Almadenes (edificaciones que se ven al fondo). Cruzando a la otra margen por la pasarela que se ve, sale un camino a la derecha, y a unos 200 metros está el  Gorgotón.
No me extiendo más, porque de este mágico lugar ya hablábamos en "El Gorgotón de Cieza y la difusividad". Les deseo un ¡Feliz baño!




1 comentario:

  1. Buenas,
    Quisiera saber cómo es posible acceder a este lugar tan bonito, pues estoy interesado en poder visitarlo. Espero su respuesta.
    Un cordial saludo,
    Eduardo Hernández

    Tenga a bien responderme a eduhdezmtnez@gmail.com

    ResponderEliminar