domingo, 7 de febrero de 2016

EL LARGO "ESTADO DE EXCEPCIÓN HÍDRICO" DEL SEGURA


En esta nueva cita con Milton Trinidad, hablamos de lo que se ha dado en llamar el largo "estado de excepción hídrico" en la cuenca del Segura: de cómo los sucesivos gobiernos de España, desde mediados de los años 80 hasta hoy, han venido legislando sobre la base de una ficticia escasez de agua.

Todo ello, y en mi opinión, para impedir el acceso de los ciudadanos a las aguas subterráneas con el fin de justificar la necesidad del trasvase Tajo-Segura y la de otro desde el Ebro, fomentar faraónicas inversiones en obras públicas innecesarias, como las recientemente famosas desaladoras de ACUAMED -con la consiguiente corrupción en adjudicaciones y sobrecostes y que recientemente hemos conocido- y mantener el estatus de poder sobre el agua de auténticos "aguatenientes" que no les gustaría que ésta se repartiera.

Desde el Real Decreto Ley 3/86 y el Plan Hidrológico de 1989, que impedían nuevas concesiones de aguas subterráneas para todos, mientras, por otro lado, los regadíos ilegales de "unos pocos" no dejaban de crecer -incluso roturando centenares de hectáreas de monte-. Y que exigían ambos textos, autorización previa para los nuevos pozos comunes domésticos (los de menos de 7.000 m3/año)- prohibiendo usarlos, por ejemplo, para el regadío de socorro de viñedos, olivares y almendros, algo permitido en el resto de España. 

Pasando por los nuevos planes hidrológicos 2009-2015 y 2015-2021 -este último recientemente aprobado-, que aumentan estas prohibiciones mientras legalizan, mediante una auténtica "Ley de Punto Final" detallada en su Normativa, muchos de aquellos regadíos ilegales de las élites hídricas locales. 

Pues bien, desde entonces - finales de 1986- hasta hoy, impera este "estado de excepción" en la cuenca del Segura que suspende de facto la eficacia de la Ley de Aguas en cuanto al derecho que todos tenemos de acceder al agua en igualdad de condiciones preservando el medio ambiente y el Dominio Público Hidráulico.

Dichas prohibiciones para el común de los mortales -que no para el "establishment" murciano, para el que siempre se encuentra algún atajo-, se basa, como hemos dicho aquí y como explico en la entrevista, en un fraude en la planificación hidrológica del Segura que consiste en no considerar también como recurso natural de agua propia, el agua de lluvia caída que se hace agua subterránea y que acaba en el fondo del mar (la SGD).

Les dejo con el enlace a las dos partes de la entrevista, que en Youtube Milton a titulado "Sobrevivo sin amor, sin agua jamás": Parte 1 y Parte 2. Espero que les resulte interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario