lunes, 12 de septiembre de 2016

A MENOR ´AGUA PARA TODOS', MAYOR 'NEGOCIO'


Les dejo con la entrevista en la Cadena Ser de Murcia que me hizo el jueves 8 de septiembre el periodista Ismael Galiana sobre la actual situación de sequía en la cuenca del Segura y lo inexplicable que resulta que la batería de pozos de sequía (BES), que hizo el Gobierno de Rodríguez Zapatero siendo presidente de la CHS Fuentes Zorita, esté parada y desmontada precisamente ahora, en estos momentos tan críticos para el campo murciano. 

Conforman una red de casi 80 pozos de titularidad estatal, capaz de bombear 100 hm3 al año y que se ejecutaron en su inmensa mayoría en un tiempo récord: entre finales de 2005 y 2008.

Estos pozos se perforaron en los municipios de Hellín (Albacete), para aportar agua al río Mundo y de ahí al postrasvase Tajo-Segura; y en los de Murcia y Orihuela, para riego de las acequias y caudal ecológico del río Segura. 

A éstos de nueva construcción, se sumaron los ya existentes en la vega de Molina de Segura y las Torres de Cotillas ejecutados en las sequía de finales de los 80 también por el Estado.

A finales de 2008, la BES ya había bombeado cerca de 400 hm3/año y se consideró como si la cuenca del Segura dispusiera de un nuevo embalse de regulación más. Pues ese volumen de agua nuevo, permitía regar las vegas media y baja del Segura mientras el agua de los embalses de cabecera se distribuía en el Azud de Ojós para apoyar a los riegos del trasvase Tajo Segura, cuyas aportaciones también estaban en mínimos históricos. 

La exportación de productos hortofrutícolas de la región de Murcia, gracias a las aguas subterráneas -pues las desaladoras no estaban entonces terminadas-, no dejó de crecer en aquellos años; no hubo manifestaciones de regantes, ni cortes de carreteras. Todo el mundo estaba contento, menos la oposición política al Gobierno de la nación, que seguía con el tema del trasvases del Ebro.

Diez años después: no hay trasvase del Ebro, hay Memorándum que recorta los trasvases de agua desde el Tajo -pues está ya moribundo y en coma-, los regadíos en la mitad sudeste de la cuenca del Segura no han dejado de crecer y la previsible sequía decenal ha vuelto a azotar estas tierras. Pues bien, a pesar de eso, aquella excelente herramienta que fue la BES para superar sequías, que goza de 3 declaraciones de impacto ambiental favorables y vigentes (pese a las zancadillas de aquella oposición política), está parada y con los motores fuera del agua.

Y me pregunto: ¿De verdad están por dar agua a la gente, o es que ya la tienen repartida entre "los suyos" y a menor agua para todos mayor "negocio"

No hay comentarios:

Publicar un comentario