lunes, 8 de enero de 2018

"EN ESPAÑA EL AGUA TIENE ALGO SAGRADO" ENTREVISTA EN LE TEMPS



Publié jeudi 4 janvier 2018 à 17:25, modifié lundi 8 janvier 2018 à 11:35.

Por criticar los planes de distribución de agua de su región, Francisco Turrión Peláez está ahora expedientado. El hidrólogo denuncia la omnipotencia del "lobby del cemento", las construcciones faraónicas y el legado franquista. 


Un informe sobre la gestión del agua en el sureste de España ha causado un gran revuelo. Demasiado para su empleador, que inició un proceso disciplinario en su contra por "denigrar el trabajo" de sus colegas.

Francisco Turrión Peláez es hidrólogo en el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (Mapama) durante veintisiete años y delegado sindical. Publicado su informe con Greenpeace (un organismo al que se afilió recientemente), nos recibe en su departamento en una zona residencial de Murcia. Prefiere hablar sobre la libertad de expresión y el "acto patriótico" en el gran debate sobre el agua. 

Le Temps: ¿Por qué te enfrentaste a tu propio empleador? 
No pensé que este informe produjera tal reacción. El agua tiene algo sagrado aquí, es una cuestión de fe. Su gestión no se cuestiona, es como la resurrección de Jesucristo al tercer día. 


¿Por qué razón? 
Hay un gran interés en hacer esto, especialmente para aquellos que ya controlan el acceso al agua. Menos agua significa que las exportaciones agrícolas se vuelven más caras. Los pequeños agricultores ya no obtienen concesiones. Mientras, las exportaciones continúan creciendo. La excusa de la sequía se usa para concentrar la tierra en manos de cada vez menos personas. El argumento de la falta de agua también sirve al lobby de la construcción. Esto les da argumentos a favor de llevar a cabo trasvases como el del Ebro [el río que une Cataluña y Aragón al norte] o para hacer más plantas de desalinización.
 

Sin embargo, hay otras transferencias en España ... 
La transferencia del río Tajo Segura está totalmente bloqueada. Es más difícil transferir esta agua debido a la poca lluvia. Pasamos de 1.000 hectómetros cúbicos a 600, luego a 400 y ahora a 350. Y las zonas emisoras deben ser abastecidas por camiones cisterna. El proyecto es un gran error científico que ha causado una gran cantidad de sufrimiento y ha colapsado. Es el fruto de una dictadura. De un régimen militar que lo impuso para satisfacer los intereses de los grupos de presión del cemento y la construcción. 


Las aguas del Tajo, sin embargo, han permitido que el sureste de España cultive su agricultura. 
La cuenca del Segura podría ser autosuficiente si aprovecháramos sus aguas subterráneas. Hoy, se podría reemplazar estos 350 hectómetros cúbicos fácilmente si necesidad de desecar el Tajo. No afectaría las exportaciones agrícolas. Pero sería necesario poner todas las cifras sobre la mesa. Hay una guerra científica. Se han ocultado estudios que cuestionan el orden establecido, diciendo que Murcia no tiene agua suficiente. Eso es como decir que la tierra es plana. 


Es sorprendente que Greenpeace defienda la explotación de los recursos subterráneos ... 
Estamos hablando de flujos de agua hacia el mar y que, en cualquier caso, se pierden para el consumo. No hablamos de secar los acuíferos para mantener campos de golf. En Murcia [concretamente en la cuenca del Segura], hay 400 hectómetros cúbicos de agua subterránea renovable anualmente [no fluvial]. En 1968, los científicos del régimen de Franco consideraron estas inmensas reservas como un problema para el proyecto del trasvase. Deberíamos poder usarlos de manera sostenible, sin recurrir a obras públicas innecesarias. Sin tantas presas y acueductos. 


¿Se van a construir más trasvases en España? 
Los políticos proponen nuevos trasvases desde el tramo final del Tajo, la transferencia del Ebro o el Duero. Pero eso yo creo que no sucederá. La gente ha visto lo que sucedió con el Tajo, la desolación de las zonas cedentes. No quedará una sola aldea que permita que el agua se vaya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario